English Version
EVENTOS > 28/05/2010 - Ultimos días de la muestra de la artista Ana Luisa Bondone

El jueves 13 de mayo a las 20, la galería de arte Cerrito (Independencia 180) inauguró la muestra de la artista Ana Luisa Bondone que reúne paisajes de campo y urbanos realizados entre 2005 y 2010. Predominan en esta selección los trabajos en acuarelas, temperas y aguadas además de dibujos sobre hojas de cuadernos que Bondone elabora durante los viajes al sur de la provincia de Córdoba. La artista recuerda que Juan Manuel Infante le comentó que estos trazos rápidos le hacían acordar a los viajes en tren. Esta apreciación se debe a que los dibujos transmiten movimiento y detalles que se observan desde la ventana de algún vehículo.

Héctor Médici opina sobre estos cuadernos de viaje: "(…) ese sustrato de microscópicos apuntes, anotaciones de un color, un lugar y una hora, llevados con la pasión y la introspección que la práctica artística nos reclaman. En ellos, además, percibimos que detenciones morosas y miradas urgentes pueden ser parte sustancial en el equipaje de ese otro itinerario, el que nos lleva el tiempo de nuestras vidas".

Las imágenes de la ciudad remiten a fracciones de las fachadas que se observan entre los edificios, Bondone las llama "vistas interrumpidas". Una característica importante de destacar es que en algunas pinturas se plasma el paso del tiempo, los cambios arquitectónicos y las modificaciones en el panorama. Por ejemplo, en los paisajes urbanos, la artista explicita a través de su pintura, cómo un edificio, a medida que avanza su construcción, tapa las Sierras de Córdoba o una casona de barrio San Martín desaparece de un día para el otro: "Hago un seguimiento real y en un mes se modifica el paisaje que pinto". Ella recuerda que vino a la ciudad en la década del 70 y estos cambios le generan nostalgia. "Estos marcos "urbanos", estas ventanas abiertas hacia horizontes “interrumpidos", -explica Lia Munilla- nos proponen mirar más allá para encontrarnos con un despliegue de torres de iglesias, altos edificios y vistas de la ciudad que indican un viraje de sus intereses.".

En las vistas del campo, el cambio se refleja ya no en las edificaciones sino en los distintos momentos del día y de la noche, "los ritmos naturales del paisaje", explica y agrega: "Me interesa trabajar sobre la geografía donde vivo, pintar lugares propios", explica y reafirma su intención de "poner en evidencia el oficio de pintora".

Al respecto Bondone se identifica con el trabajo de los pintores del siglo XIX. La pintura al aire libre y el uso de la paleta son algunos de los rasgos distintivos. Lía Munilla escribió: "Ana Luisa Bondone, artista de paisajes, se inserta en una amplia tradición paisajística que, desde principios del siglo XIX, marcó gran parte de la producción plástica nacional, y especialmente cordobesa. Hoy, aquella tradición pictórica del paisaje, encuentra en ella a una representante contemporánea, distinguida y sutil".


Vistas
Sobre la obra de Ana Luisa Bondone
Textos de Exposición

Las ciudades cambian, se renuevan, se transforman. Los registros visuales que a partir de ellas se generan, también. La ciudad y su paisaje son un motivo frecuente en las representaciones de artistas a lo largo de la historia; cada época ha otorgado significaciones y usos distintos a esas imágenes.

Recordemos las vedutas toscanas y napolitanas del 1800; las imágenes de París al comenzar el siglo XX; las panorámicas de la capital de las Provincias del Río de la Plata; o las significativas vistas de la ciudad de Córdoba, realizadas primero por artistas viajeros y después por pintores de origen italiano afincados en la ciudad mediterránea. “Córdoba en el año 1895”, óleo de Honoreo Mossi, es quizás en versión verista una de las miradas más elocuentes dentro del género. No sólo por su resolución formal sino también por su dimensión iconográfica, la pintura de Mossi se ha transformado en un dilecto legado para los cordobeses.

Las pinturas de Ana Luisa Bondone – he tenido la suerte de asomarme a su producción desde hace muchos años – transitan el mismo camino; pero, ¿qué sentido le asignamos hoy a esas vistas?, ¿qué vínculos establecen éstas con aquéllas?. Como las ciudades, el mundo del arte y su sistema se ha transformado vertiginosamente durante los últimos tiempos. El coleccionismo, las instituciones (academias, museos, exposiciones) y el público sufrieron el impacto de un mundo globalizado en el que lo mediático seduce a cada instante. Entonces, las obras de Ana podrían reflejar tanto ésta como otras realidades, continuando una tradición consolidada pero resignificándola. En sus vistas urbanas subyace la idea de la particularización de lo total, con la intención de tomar “lo local”, como motivo autorreferencial con una dimensión universal. Una mirada que alcanza y abarca mucho, pero con muy poco: eludiendo la anécdota, problematizando el referente a través de medios “modernos” y sin alejarnos del placer de la pintura. Su mirada selecciona aspectos que dentro del género se consolidan con el sentido de testimonio y documento, algo que puede transformar a su obra – más allá de la técnica y el soporte – en un registro reconocible, llano, afable, para quienes habitan o transitan los espacios que componen el paisaje urbano. Vistas que activan la tradición canónica sobre la práctica del género y que, a su vez, conviven en otras múltiples visiones, nos conectan con una imagen “pictórica” de la ciudad y su escenario, que se hace y rehace todo el tiempo.

Por Tomás Ezequiel Bondone
Museólogo – Miembro del Consejo Internacional de Museos


Vista de la muestra

Vista de la muestra

Rafael Cerrito (Dir. Galería Cerrito),
Ana Luisa Bondone (Artista expositora)
y Lidia Karnath (Dir. Galería Cerrito).

Lidia Karnath (Dir. Galería Cerrito),
María Canterna de Becerra (Dir. Galería
Via Margutta) y Tomás Bondone
(Museólogo y Curador de Artes Visuales)
Volver
 
San Luis 145 Local C - Bº Nueva Córdoba - Córdoba CP 5000 - Argentina
Te: +54 0351 - 5980382 / 5980381
  Seguinos en Facebook